Aeropacifico

Vuela Con Nosotros

Aeropacifico

Gastronomía de Nuevo México

¿Acaso un menú que ofrece enchiladas, flautas y chalupas no tienta a su paladar, o incluso lo confunde? Nuevo México puede ser glorioso gastronómicamente una vez que ha considerado todas sus posibilidades.

Lo primero que hay que notar es que en Nuevo México puede encontrarse con el verdadero “chile”, con “e” y no con “i” como el “chili”. El chili es lo que en la cocina Tex-Mex se sirve con frijoles, salsa de jitomate, carne y una combinación de polvo de chile rojo con otras especies, usualmente el comino y el orégano.

Chile con “e” se refiere al fruto (en la horticultura el chile es un fruto) de la planta del pimiento, genus Capsicum. En Nuevo México algunos de los chiles son recolectados cuando están verdes y después se rostizan hasta que la piel se suaviza y se pueden pelar. Otros se dejan en la planta y se arrancan hasta que están de color rojo.

El aire del otoño en la Tierra del Encanto, se llena del seductor aroma del chile asado o rostizado y las banquetas lucen el brillo y color de las tiras de chiles que, amarrados unos con otros, son colgados hasta secarse.

El chile verde es cortado y en ocasiones mezclado con un poco de harina o agua para hacer una deliciosa salsa, al igual que los chiles rojos. Muchos de los platillos que se sirven en los restaurantes de Nuevo México pueden servirse ya sea con salsa roja o con salsa verde; pero si quiere probar las dos debe pedirlo como “Navidad”.

En el corazón de la tradicional cocina de Nuevo México, se encuentra la variedad de preparación de ingredientes muy simples pero deliciosos. Primero los chiles, luego los frijoles pintos, las tortillas tanto de maíz como de harina; el queso, la carne, el puerco, el pollo y en ocasiones las cebollas son los elementos principales de esta experiencia culinaria. Y mientras se deja llevar por esta aventura de olores y sabores, estos son algunos de los productos que calman los efectos que pueden provocarle los platillos con chile: crema agria, un vaso de leche y el helado son los mejores refrescantes de su paladar. Además, muchos platillos se sirven con lechuga y jitomate para mezclarse con alimentos picantes.

Entre las luminarias que desfilan por los menús de la comida mexicana en Nuevo Mexico se pueden encontrar: Albóndigas, atole, biscochitos, burritos, capirotadas, carne adobada, chalupas, chicharrón, chile con queso, chiles rellenos, chimichanga, chorizo, cilantro, empanadas, enchiladas, fajitas, flanes, flautas, frijoles, guacamole, huevos rancheros, jalapeños, menudo, nachos, natilla, pico de gallo, pozole, quesadillas., frijoles refritos, salsas, sopaipilla, tacos y tostadas.

Definitivamente, aquel que no ha tenido la oportunidad de degustar alguna de estas especialidades mexicanas, hallará en Albuquerque y en Nuevo México el toque perfecto que hace de estos platillos una peculiar experiencia mexicana en Estados Unidos.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies