Aeropacifico

Vuela Con Nosotros

Aeropacifico

Hermosillo

La Ciudad del Sol, Hermosillo, es la capital del norteño estado de Sonora donde se disfruta el verano más extenso del año y en la cual puedes encontrar las mejores carnes del país y muchos sitios para visitar que te dejarán maravillado.

Hermosillo es una puerta al desierto, enmarcado con sus playas cercanas, la nobleza y apertura de su gente, así como de una gastronomía que presume de tener las tortillas más grandes del mundo y el mezcal más bravo del país: el famoso bacanora.

La ciudad cuenta con una serie de atractivos históricos, además de tener una divertida vida nocturna, que se complementa con sus playas cercanas, entre las que destaca Bahía Kino, a 117 kilómetros al oeste.

Cañón de las Barajitas

A una hora de Hermosillo. Lugar sagrado para los indios comcaac, paraíso para los amantes de la naturaleza y desafío para los aventureros. Su aislamiento y quietud son impresionantes: únicamente se puede llegar por mar, pues el cañón se encuentra rodeado por dos sierras de 500 metros de altitud.

Es una zona indómita donde las especies animales y vegetales encuentran refugio de la depredación humana en 800 hectáreas de sierra y desierto, y más de mil metros de playa. Aquí convergen tres ecosistemas totalmente diferentes, haciendo de este un mundo que pone a prueba nuestra capacidad de asombro.

Se llega desde San Carlos, donde se aborda una embarcación con rumbo al cañón. Una vez ahí te puedes hospedar en cabañas equipadas con energía solar, para luego navegar en kayac y velero, bucear, hacer recorridos marinos y terrestres, hacer observaciones astronómicas, exploración de cuevas, y visitar la Isla de San Pedro Nolasco, santuario natural de lobos marinos.

Incluso es posible, entre diciembre y abril, observar ballenas frente a la bahía.

Museos

Aunque hay pocos en comparación con otras ciudades, los museos de Hermosillo ofrecen al visitante un paseo por la cultura del desierto y su gente. Arte, cultura y tradiciones conviven con la ciencia, la arqueología y el juego, para hacer de tu viaje algo más que un simple traslado.

Museo de los Seris

Avenida Mar de Cortés, Bahía de Kino.
Teléfonos: (662)213-49-95 / 213-12-97.

Una centenaria tortuga tallada en piedra que fue enterrada en un cerro “para que la tierra diera más tortugas”, es un ejemplo de lo que verás en este museo. Los seris son la más antigua de las etnias que habitan en el estado de Sonora, cuya tradición reconoce a la tortuga caguama como fuente de bienestar. El museo cuenta con abundantes fotografías, algunas muy antiguas, que muestran el modo de vivir y la evolución que ha tenido el grupo. Se muestran también algunas viejas pipas de piedra y de barro con las que fumaban tabaco silvestre. Están presente las artesanías, como la cestería de diferentes tipos, formas y medidas, así como una completísima colección de tallas en madera de palofierro.

Abierto de martes a domingo, de las 9:00 a las 17:00 horas.

Museo Regional de la Universidad de Sonora

Blvd. Luis Encinas y Rosales.
Teléfono (662) 212-0609.

Un hombre y una mujer embarazada franquearon un abismo de 10 mil años, convirtiéndose en momias conservadas por el salitre en cuevas de la región serrana de Yécora. Sus cuerpos, casi intactos, se exhiben en la Sala de Arqueología y forman parte de los valiosos tesoros recolectados por la universidad. En este museo pueden apreciarse muestras etnográficas y artesanales, acompañadas por los restos más antiguos asociados con los primeros habitantes del estado y una mandíbula de mastodonte encontrada en Ocuca. La sección de Historia hace un recorrido cronológico desde la llegada de los españoles a tierras sonorenses hasta la Fundación de la Universidad. También destacan herramientas, instrumentos de ornamentación, tejidos y cerámica.

Horario de lunes a viernes de las 9:00 a las 17:00 horas; entrada libre.

Museo de Culturas Populares

Dr. Hoeffer y Comonfort.

La vieja Casa Hoeffer, donde vivió el dueño de la Cervecería de Sonora y que en los últimos años estuvo abandonada,
fue restaurada para convertirla en un espacio donde las etnias pueden mostrar su historia, música y tradiciones.
Además de salas exposición, de video y un foro de espectáculos, alberga al Centro de Información y Documentación de Sonora, considerado el más completo archivo de información sobre indígenas del estado. Por su dinamismo, el recinto presenta solamente exposiciones temporales sobre las culturas de pueblos de Sonora, de la República Mexicana y del mundo. Al frente hay una plaza donde antes estaba ubicada la cervecería.

Abierto de martes a sábado, de las 10:00 a las 17:00 horas, domingo de 10:00 a 14:00 horas. Entrada gratuita.

Museo de Sonora

Jesús García Sur, en el Cerro de la Campana.
Teléfono (662) 217-2580.

Destinado a funcionar como penitenciaría estatal, fue construido por los propios reclusos a principios del siglo XX. Actualmente es uno de los edificios sonorenses más representativos del Porfiriato. Aún conserva algunas de sus antiguas celdas para mostrar cómo era la vida de los prisioneros, y cuenta con 18 salas permanentes y dos de exhibiciones temporales, donde se narra la historia de la región. Partiendo del origen del planeta, pasando por el desarrollo de la vida, la formación de las tribus indígenas y la participación de los sonorenses en la Revolución Mexicana, te lleva a conocer la situación actual del estado. Esta edificación de piedra alberga también al Centro Regional Noroeste del INAH.

Abierto de martes a sábado, de las 10:00 a las 17:00 horas; domingos, entrada libre.

Museo La Burbuja

Periférico Oriente, Parque La Sauceda.
Teléfono: (662) 212-0581.

¿Te gustaría dibujar con rayo láser, explorar tu sistema nervioso o crear tus propios rayos eléctricos? Pues entonces no te pierdas una visita a este espacio, donde la ecología es parte de la cultura y el juego es parte de la geografía. Está dedicado a los niños, con exposiciones que divierten a los pequeños y toda la familia. Es una ventana para ver los fenómenos naturales e incluso jugar con algunos de ellos.

Abierto de martes a viernes, de las 9:00 a las 13:00 horas y de 14:00 a 18:00 horas.

Arquitectura

La ciudad es un espacio de identidad donde se renuevan constantemente los sentimientos de pertenencia de los sonorenses, principalmente en sus plazas, iglesias y construcciones modernistas. El centro cívico, conformado por la Plaza Zaragoza, la Catedral, el Palacio de Gobierno y del Ayuntamiento, conserva la distribución de las viejas ciudades mexicanas, fuertemente influenciadas por la conquista española. Sus calles son angostas, aunque en algunas partes se han derribado inmuebles para ampliarlas. Los sectores antiguos de la ciudad se distinguen por sus casonas de adobe: ladrillos de tierra y paja, techos altos y ventanales grandes, mientras que las nuevas edificaciones desafían al cielo con su altura o forman parte de funcionales desarrollos que incluyen todo tipo de servicios, y combinan el verde de la naturaleza con las formas rupestres.

Centro de Gobierno

A un costado del Cerro de la Campana. Conjunto arquitectónico digno de ser admirado por su construcción, pensada para concentrar las oficinas del estado y del gobierno federal, en el proyecto de desarrollo conocido como “Río Sonora” al centro de la ciudad. Bellos y verdes jardines son el complemento ideal de las cornisas, donde se reproducen una serie de imágenes sacadas de las pinturas rupestres realizadas por los indígenas en la zona de La Pintada. Este desarrollo incluye centros comerciales, hotel con centro de convenciones, supermercados y un hospital de especialidades.

Torre de Hermosillo

Blvd. Eusebio Kino, a la altura de la Zona Hotelera. Por ser el edificio más alto de la ciudad de inmediato se ha convertido en uno de sus símbolos. Está construido con la más avanzada tecnología contra incendios y equipo de seguridad, que lo hacen la imagen de la modernidad sonorense, rodeado de cristales reflejantes que incrementan la belleza de los atardeceres de Hermosillo cuando se ve reflejado el horizonte en sus ventanales o los rayos rebotan para iluminar los alrededores.

Capilla del Carmen

Calle No Reelección y Jesús García. Su forma con toques góticos la hace única en la región y aunque es pequeña, engalana el sector. Indiscutiblemente es una de las edificaciones más importantes de la capital. La Capilla de Nuestra Señora del Carmen fue construida por el devoto industrial y comerciante Pascual Íñigo, quién realizó las gestiones necesarias y levantó la edificación en su propiedad en 1842. Curiosamente, en 1906 el nuevo dueño de la propiedad, Alfonso Echeverría, creyó también suya la iglesia y la cercó impidiendo la entrada. Esto provocó que el juez de barrio mandara varios presos provistos de hacha, que en un momento despedazaron el cerco.

Capilla de San Antonio

Sahuaripa y San Antonio, colonia Centro. Es la capilla más antigua de Hermosillo, considerada un monumento histórico, el cual durante mucho tiempo estuvo abandonado y a punto de ser destruido por el paso de los años, sin embargo fue restaurado y se conserva aunque la condición de su techo no permite visitas en el interior.

Plaza Zaragoza

Se localiza por el bulevar Miguel Hidalgo, entre el Palacio de Gobierno y la Catedral Metropolitana. Hay lugares a los que el tiempo les otorga un sitio especial en la memoria colectiva de los pueblos, espacios de mutuo reconocimiento y de reunión que reafirman los lazos de identidad. Esto es lo que significa la Plaza Zaragoza para los habitantes de Hermosillo. Es el obligado centro de reunión para disfrutar las tardes comiendo alguna paleta, elote cocido o raspado, mientras se camina a su alrededor o se platica en sus cómodas bancas de madera.
Recientemente fue remodelada para recuperar una imagen similar a la que tenía a principio del siglo XX como plaza de armas. Cuenta con un hermoso quiosco de hierro, forjado a principios de siglo en Mazatlán.

Palacio de Gobierno

Sede del Poder Ejecutivo. Coloreado en sus paredes, el universo se relaciona con los hombres por un lado, mientras los habitantes de la Nueva España forjan una nación libre, por el otro. Así son los murales pintados en las paredes de este edificio de corte neoclásico, sobrio y con líneas rectas. Es una de las construcciones más representativas de la ciudad, de dos plantas adornadas por cuatro pilastras en cada esquina y repisas decoradas con figuras geométricas. Al centro, su portada esta dividida en tres niveles rematados por pilastras pequeñas flanqueando una campana. No puedes dejar de visitar la sala de símbolos patrios, localizada en la planta alta, donde se encuentran las constituciones de Sonora y copias de la de México y de los Sentimientos de la Nación de José María Morelos.

Catedral Metropolitana

Ubicada frente a la Plaza Zaragoza y al Palacio de Gobierno. Dedicada a la Asunción de la Virgen María, su construcción inició 1860 y se logró concluir hasta 1908, pero carecía de la Torre Sur y tenía una Bóveda de madera.
La torre fue concluida en 1912 y entre 1961 y 1965 se terminó la cúpula. En tiempos recientes se le agregó lámina de oro al Altar Central. Se ubica en el sitio donde a finales del siglo XVIII se instalaban constantemente templos dedicados a la religión Católica, aunque casi no perduraban por lo inestable de su población cuando se comenzó a crear el asentamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies